top of page

Colegios verdes

La recuperación de espacios en las escuelas para el desarrollo integral de los alumnos en educación ambiental.



En Retarte propiciamos la recuperación y transformación de espacios abiertos en instituciones educativas para generar procesos de enseñanza y aprendizaje que promuevan el desarrollo integral de los y las estudiantes. El aprovechamiento de estos ambientes, más allá del ámbito decorativo, busca tener un enfoque pedagógico que ayude a los futuros ciudadanos a mantener una relación armónica con la naturaleza.

Desde el 2018 venimos desarrollando programas de educación ambiental a través de una propuesta de desarrollo integral conformado por talleres de orientación, concursos y estrategias de sensibilización, así como, la implementación de Espacios de Vida (ESVIs) basados en la creación, recuperación y aprovechamiento de espacios baldíos o verdes disponibles en las Instituciones Educativas (IIEE). El principal objetivo es el rediseño de estas zonas utilizando técnicas innovadoras que fomenten el aprendizaje transversal de diversas materias, el adquirir conciencia sobre la responsabilidad del hombre con el cuidado de su medio ambiente y la creación de soluciones viables para el mantenimiento óptimo del mismo.


Nuestro foco de intervención es el Callao, región en donde la tasa media de crecimiento anual del gasto público educativo por alumno fue del 9%; estando muy por debajo del promedio nacional desde el 2013 (ESCALE 2016), reflejando a sí la precariedad en la que actualmente se encuentran las instituciones, sumando además el abandono por efectos de la pandemia. Es así que, venimos implementando, por cuarto año consecutivo, dos programas de Educación Ambiental: Mi Cole Verde y Construyendo Ciudadanía, de la mano de empresas privadas como APM Terminals y Lima Airport Partners, en alianza con la Dirección Regional de Educación del Callao.

En ambas iniciativas reafirmamos la importancia de la creación de ESVIs para el involucramiento de toda la comunidad educativa, así como, la apropiación del área y su uso como metodología para adquirir valores sociales transitando por un aprendizaje vivencial para los alumnos y alumnas. En estos espacios, hemos implementado jardines verticales, espacios lúdico- participativos, murales, espacios de encuentro, contenedores para la gestión de residuos y contenedores de botellas de plástico, logrando cambios sustanciales y sostenibles en toda la comunidad.


Bonells (2003) señala que la instalación arquitectónica, el ambiente y su interacción, pueden fortalecer o limitar el aprendizaje de los escolares. Es por eso que, desde Retarte, apostamos por implementar recursos que incentiven a niñas y niños a asistir y participar activamente en las actividades de su escuela, fomentando el juego, motivando a los profesores a realizar clases más dinámicas e interactivas, y en general, promoviendo la interacción de toda la comunidad educativa, incluidos padres y madres, profesores/as, directores/as y alumnos/as.

A lo largo de estos años, hemos visto y evaluado los cambios positivos en las actitudes y conductas de las y los participantes, tanto en la escuela, como .en sus hogares; gracias al desarrollo de conocimientos, valores, actitudes y prácticas que permiten la reflexión crítica sobre sus acciones y su relación con el ambiente.

Estamos convencidos de que los resultados de las intervenciones de Retarte contribuyen a reducir las brechas estructurales educativas y permiten desarrollar las actitudes y prácticas de las y los ciudadanos del mañana; impacto que generará individuos más comprometidos con sus comunidades y el ambiente.


Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page